Sin Embargo

“Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. Sin embargo, han hecho bien en participar conmigo en mi angustia.” Filipenses 4:13-14

Hace ya varios años tenía que compartir una enseñanza a un grupo de adolescentes. Entonces les hice esta pregunta: ¿Qué dice Filipenses 4:13? Todos los chicos se pelearon por contestarme, porque es un versículo muy conocido. Pero luego les pregunté: ¿Y qué dice Filipenses 4:14? Y se hizo un gran silencio en el aula…

Estamos muy acostumbrados a quitar pasajes de su contexto, esto nos permite memorizarlos pero muchas veces les terminamos modificando el mensaje.

¿Está Pablo hablando de la fortaleza que nos da Dios o es algo que dice al pasar para comunicar otra cosa?

Es como si yo estuviera hablando con alguien y le dijera: “Tengo que hacer una mudanza, yo puedo solo, pero si me das una mano te estaré muy agradecido”.

Nosotros como loro repetiríamos: “Yo puedo solo”, “yo puedo solo”.

La enseñanza de Pablo, es que él es fuerte en Cristo, pero a pesar de eso necesita de sus hermanos, necesita que alguien sufra con él, que alguien lo acompañe porque en el fondo él es humano.

Creo que sería una negligencia decirle a alguien “Todo lo puedes en Cristo que te fortalece” y no acompañarlo en su necesidad.

El texto en su contexto habla de la ayuda que la iglesia de Filipos mantuvo con Pablo y no que Pablo fue un llanero solitario.

Vivimos en un mundo donde la estamos peleando cada día más solos, y a pesar de que Cristo nos fortalece, Sin embargo, nos necesitamos unos a otros.

Imprimir

Logo LP