Jesús era mío

Jesús era mío, cuando realmente lo conocí, se hizo mío, quería ser como él, fue una gran motivación por muchísimos años, pero luego alguien me lo robó…

Hace años intento encajar en la iglesia, pero no me siento parte, por algún motivo Jesús se quedó ahí y yo afuera…

Y lucho día a día con buscarlo, me dicen que está ahí, pero yo miro detrás del vidrio y no lo veo…

Y me culpo por no verlo ahí, me culpo por ser como soy, por no querer pasar la puerta, pero no puede ser me digo, Jesús era mío y ya no lo es…

Y a veces me digo ya fue, ya fue Jesús… No quiero entrar, no puedo entrar, no lo veo dentro…

Y me quedo en silencio…

Y más silencio…

Y me quejo…

Pero a nadie le importa…

Pero hay días… Que me levanto y vuelvo a pensar en Jesús… y lo busco y lo escucho y me doy cuenta que nunca me ha dejado… Porque Jesús era mío y lo seguirá siendo siempre dentro o fuera.

Imprimir

Logo LP